Palacio Salvetti – palaciosalvettisuites.com

La historia de palacio Salvetti

La Casa Palacio Salvetti empieza a contar su historia en el año 1887. Un edificio  que entonces y ahora se considera una joya arquitectónica dentro de la urbe de Alicante. Su construcción supuso una mirada hacia el futuro en un tiempo de cambios y ebullición económica y social. Hoy, el palacio vuelve a abrir sus puertas con la promesa de ofrecer a sus huéspedes una experiencia premium y un sosiego inigualable en el epicentro de una ciudad que se antoja energética y llena de vida.

La construcción de la Casa Palacio Salvetti data de 1887 y ya en su concepción se planteó como independiente del entorno para distinguirse del resto de edificaciones que proliferaban en la mitad del s. XIX y erigirse como un palacete dentro de la urbe. No obstante en la calle Castaños estaba unida a la Casa Salvetti de Samadem, edificio donde residía la familia Salvetti hasta la construcción de la Casa Palacio. Fue levantado por el arquitecto Víctor Pérez para la familia de D. Arturo Salvetti, Cónsul de Italia, perteneciente a la burguesía acomodada de Alicante.

La Casa Palacio Salvetti pertenecía al barrio de San Francesc en el que residían muchos profesionales liberales como farmacéuticos, médicos, cónsules o abogados. Este hecho hizo que proliferasen edificios similares al de Salvetti que solo se podían permitir las clases más acomodadas y que enriquecieron con su estilo toda la zona central de la ciudad.

 

La fachada principal se organizó con cinco huecos por planta. Destacaba el cuerpo central, resaltado con un discreto almohadillado, y un balcón de mayores dimensiones con un mirador acristalado metálico. Dos miradores más, que es posible que se añadieran con posterioridad, aparecen en la esquina de la última planta. La imagen global es de austero eclecticismo próximo al gusto académico.

Son muchas las peculiaridades de la Casa Palacio Salvetti que lo hacen uno de los iconos de la ciudad de Alicante. En este proyecto se ha intentado mantener el máximo de ellas y adecuando el resto para mayor comodidad con tal de que el huésped apenas note el paso de los años en las joyas que se pueden encontrar en su fachada y en el interior.

El acceso principal se encuentra la emblemática gran puerta de madera tallada con ornamentación metálica. Por el enrejado de la parte superior el aire se cuela hacia el zaguán y el distribuidor de la planta baja, ocupada hoy en día por locales comerciales.

Los otros elementos de importancia en la fachada son los diferentes miradores propios de la arquitectura burguesa del siglo XIX, destacando el mirador principal engalanado con una mezcla de carpintería metálica y de madera.

 

Ya en el interior destacaban varias estancias que por sus características conferían una identidad propia a la Casa Palacio Salvetti. El Salón de Baile tenía una decoración estilo Luis XVI con suelos de mármol blanco y negro y techos cubiertos por lienzos de Joaquín Agrassot que ne la actualidad se pueden contemplar restaurados en una de las suites.

Otra de las estancias más emblemáticas era la Sala de Armas de hasta el siglo III a.C, de antigüedad. Tras una estancia en la Casa Palacio, el rey Alfonso XIII cubrió las paredes de la Sala de Armas con Flores de Lis como agradecimiento a modo distinción sobre la sala

Otra de las singularidades situadas tras los muros era el Salón árabe, destinado para fumar, decorado con placas de escayola policromadas labradas al estilo de la Alhambra, y la Capilla situada en la segunda planta con un altar barroco revestido en pan de oro.

La Casa Palacio Salvetti no solo tiene una identidad propia debido a su exquisita arquitectura señorial y su bello estilo decorativo, sino que ha convertido a la Calle Castaños en un enclave único en Alicante contribuyendo al éxito que está viviendo esta zona en constante evolución y que ha sabido mantener sus raíces históricas.

Palacio Salvetti ofrece servicios y comodidades que completan una experiencia única en cada una de nuestras suites.

Exhaustiva y meticulosa limpieza diaria incluida
Magníficas obras de arte originales en las estancias del edificio
Suelos de tarima de estilo exclusivo y acabados naturales
Muebles de diseño contemporáneo de calidad para su confort
Lujosas cocinas completamente equipadas
Baños modernos con amplios platos de ducha de 1,2m
Smart TV de última tecnología con servicio por satélite
Conexión a internet wifi de alta velocidad
Aire acondicionado y calefacción
Auto Check In las 24 horas y acceso privado al edificio
Servicio de reserva en restaurantes, teatros y museos
Servicio premium de peticiones especiales
Atención personalizada al servicio del huésped las 24 horas